Logo de Ideas Comercio Justo

Una compañera de IDEAS ha estado  en Palestina, visitando los proyectos que, gracias a la Diputación de Córdoba, estamos realizando allí y de los que se beneficia un amplio colectivo de mujeres en Cisjordania.

Se trata de un grupo de mujeres fuertes y sobre todo valientes que gracias al Comercio Justo y la oportunidad que les da este proyecto están adquiriendo una independencia económica que les brinda nuevas oportunidades. 

El Proyecto, ¿en qué consiste?

El objetivo del proyecto es impulsar su fortalecimiento socioeconómico, mediante la inversión y dotación de mejoras productivas y de desarrollo cooperativo con un enfoque de equidad de género y de sostenibilidad ambiental.

En una primera parte de este proyecto, iniciado hace tres años, hemos construido dos invernaderos para el cultivos de zaatar, una mezcla de especies muy popular en la cocina oriental.

La producción de estas especias se divide en 4 cosechas al año, y las mujeres productoras están vendiendo el zaatar fresco en el mercado local.

En una segunda fase se han mejorado las capacitaciones en temas relacionados con agroecología y márcketing, con objeto de mejorar el rendimiento de la producción e incrementar las ventas.

Se ha mejorado también la estructura y funcionamiento de los invernaderos con un sistema nuevo de irrigación, que les ha procurado un ahorro significativo de agua, consumiendo la mitad de este recurso que el año anterior.

Si quieres saber más sobre este proyecto de cooperación puedes visitar este enlace: https://ideas.coop/ideas-con-las-mujeres-palestinas-de-cisjordania/

zaatar de Comercio Justo

Comercializamos tres productos de Palestina bajo estándares de Comercio Justo, el zaatar, el cous cous y los dátiles mejdool. Durante estos días nuestra compañera Marta Mangrané visitará todos los proyectos con los que colaboramos en la zona.

 

Diario de Trabajo en Palestina. marzo 2019

18 de marzo. Visita a la Feria de Productos en Ramala

Mujeres palestinas en la Feria de Productos de Ramala

Hoy hemos asistido en Ramala a esta feria de productos en la que participan 25 asociaciones de mujeres de Cisjordania, y entre las que se encuentra el colectivo de mujeres a las que estamos apoyando, la cooperativa de Khirbet Sir.

Este evento se organiza en torno al 8 de Marzo para celebrar el Día de la Mujer, y pretende visibilizar el trabajo realizado por ellas. Además sirve para fortalecer su participación en las comunidades; conseguir ingresos para ellas y sus familias a través de proyectos productivos de artesanía y alimentación; aumentar su autoestima y fomentar el trabajo colectivo.

La Feria está abierta al público y entre otros productos se puede encontrar el frikeh, almendras, queso, encurtidos, aceite de oliva, dulces y productos de artesanía.

PARC, la contraparte con la que trabaja IDEAS en los proyectos de cooperación que está apoyando la Diputación de Córdoba, da apoyo a estas mujeres a través de la capacitación en mejoras productivas, apoyo en infraestructuras y asesoramiento constante para la mejora de los productos que elaboran

 

Pero es emocionante estar estos días en Ramala, y ver cómo, gracias al trabajo de PARC y en particular al de muchas mujeres que trabajan en la organización, como Tamador, Nawras, Ruba o Athar, se construyen y fortalecen las relaciones entre mujeres palestinas, se crean redes para visibilizar su trabajo, y se generan alternativas en un contexto tan difícil como el que vive la sociedad palestina.

La población palestina se enfrenta cada día a importantes dificultades generadas por la ocupación de Israel, como cortes en la carreteras, dificultades en el acceso a los recursos naturales como el agua, o la construcción permanente de los muros que van dividiendo y fragmentando el territorio. De echo hoy no han podido llegar a la Feria algunas asociaciones por problemas de seguridad. Pero más de 100 mujeres pudieron llegar, exponer juntas sus productos y compartir esta jornada de celebración por sus derechos.


17 de marzo. Visita al Valle del Jordán

Jerichó cous cous cooperative

Hoy domingo es día laborable en Palestina y hemos empezado la semana visitando dos proyectos.

Una cooperativa de mujeres del Valle del Jordán que se dedica al procesado del cous cous y al envasado y empaquetado del zaatar y los dátiles.

En el caso del procesado del cous cous, que comercializamos en nuestra cooperativa, se trata de un trabajo minucioso y artesanal, pero la organización Al Reef está dedicando muchos esfuerzos en mejorar su calidad con la inversión de maquinaria. Por ejemplo ahora tienen una nueva máquina de envasado al vacío y otra de pasteurización que mejoran la calidad y conservación del producto.

Nos encontramos en una zona ubicada a unos 400 metros por debajo del nivel del mar, muy cálida y seca pero muy propicia para la comercialización de los dátiles de la variedad mejdool. Una variedad muy exclusiva y exquisita que a penas se produce en otros lugares y que también comercializamos desde IDEAS bajo los estándares del comercio justo.

Este grupo de mujeres conoce el Comercio Justo y están motivadas con formar parte del movimiento. Alguna de ellas incluso ha tenido la oportunidad de visitar Europa en el Día Mundial del Comercio Justo para dar a conocer sus productos y nos lo contaba muy emocionada.

 


14 de marzo. Visita a los invernaderos de zaatar.

Mujeres productoras de zaatar en Palestina
Mujeres productoras de zaatar en Palestina de la Asociación Cooperativa de Khirbet Sir 

Ha sido muy emocionante. Se trata de un grupo de mujeres muy motivadas con la comunidad. Se nota mucho el trabajo de apoyo colectivo entre ellas, de la cooperativa. Son mujeres muy fuertes que se enfrentan a un contexto muy difícil. El contexto socio-político en Palestina es muy complicado. Además su comunidad está muy cerca del muro y aún así nos han recibido en el Ayuntamiento con mucha alegría.

Siento gran alegría y emoción al ver dónde llegamos con el Comercio Justo y cómo nos reciben… tenemos la suerte de realizar un trabajo realmente transformador.

Nos han preparado un rico desayuno de zaatar fresco mientras nos contaban cómo trabajan. Van por turnos en grupos de mujeres a trabajar en los invernaderos y venden el zaatar en el mercado local, repartiéndose los ingresos a partes iguales entre todas las mujeres. Es un complemento para sus familias.

Con tu ayuda continuará…