En marzo termina uno de los proyectos de cooperación más importantes que hemos llevado a cabo desde nuestra cooperativa. Se trata de la colaboración con la azucarera paraguaya Manduvirá, un caso de éxito, ejecutado gracias al Ayuntamiento de Córdoba y que merece la pena ser contado.

Manduvirá, una dulce revolución

La Cooperativa Manduvirá produce azúcar y la distribuye a todo el mundo desde Paraguay. Desde su fundación, hace más de 40 años, no han parado de generar redes de apoyo entre los socios y socias para mejorar las condiciones de vida de la comunidad de Arroyos y Esteros.

Las familias productoras de caña de azúcar, decidieron un día intentar cambiar su futuro y perseguir su sueño. Se enfrentaron al patrón de la fábrica que les compraba la caña de azúcar, para pedir una mejora en el precio que recibían por ella y emprendieron un largo camino que cambiaría definitivamente sus vidas y la historia de su pueblo.

Tras años de incertidumbre consiguieron construir su propia fábrica de producción de azúcar ecológico y poco a poco se han convertido en un potente pilar de su comunidad. Sus más de 1500 socios y socias consiguen tener unos ingresos estables y unas condiciones de trabajo dignas. Además la cooperativa ha continuado desarrollando proyectos sostenibles para mejorar la productividad de la caña de azúcar a la vez que aseguran el cuidado del medio ambiente.

IDEAS y Manduvirá

Desde 2015, IDEAS, con el apoyo del Ayuntamiento de Córdoba, ha contribuido a fortalecer la cooperativa Manduvirá con más de 4 proyectos de cooperación internacional implementados.

Con el primer proyecto se construyó un laboratorio de análisis de muestras de suelo para combatir la perdida de fertilidad de la caña de azúcar.

En 2016 se apostó por la equidad de género y soberanía alimentaria, apoyando a un grupo de mujeres socias de la cooperativa a través de la mejora de sus huertas y la creación de una red de mercados agroecológicos..

En 2018 el laboratorio se equipó con un espectrofotómetro y la formación necesaria de un equipo técnico capaz de realizar un “abono a la carta” para cada socio y socia de Manduvirá.

En marzo de este año termina el proyecto que hemos desarrollado durante todo el 2019 y con el que se ha construido un galpón en su planta de compostaje para la elaboración de fertilizante orgánico. Además, se ha formado a los técnicos y técnicas de la cooperativa en el proceso de elaboración del compost, se ha formado a las familias socias sobre temáticas relacionadas con el medio ambiente y la equidad de género.

Desde el 2015 se han generado grandes avances para asegurar la fertilidad de lo suelos y la soberanía alimentaria de las familias socias. La construcción del laboratorio ha sido una pieza clave para el buen funcionamiento de la planta de compostaje, pues ha permitido analizar las necesidades nutricionales de cada finca y definir la dosis de nutrientes de compost orgánico a aplicar. 

Con la construcción del galpón se termina el primer módulo de la Planta de Fertilizante Orgánico que está permitiendo a Manduvirá la producción de compost en un ambiente controlado y así poder tener un abono efectivo y eficiente para la caña de azúcar de los socios y socias de la cooperativa, evitando los problemas que presenta la elaboración del compost en cielo abierto, como puede ser la radiación solar o la caída excesiva de agua. Productoras y productores cuentan ahora con tierras más fértiles lo que repercute muy positivamente en sus cosechas.

Estamos muy orgullosas de la cooperación con esta cooperativa paraguaya, referente internacional en azúcar orgánica de Comercio Justo. Trabajar juntas y ver los resultados, por ejemplo cómo ha mejorado la vida de tantas mujeres y hombres de la zona, nos da la fuerza para seguir trabajando para que el Comercio Justo sea una realidad cada vez más cotidiana en nuestro modelo económico.

Otra noticias sobre Manduvirá