Logo de Ideas Comercio Justo
  • La cooperativa de Comercio Justo IDEAS ha firmado este manifiesto en defensa del futuro, de un planeta vivo y de un mundo justo. 
  • Las organizaciones firmantes pedimos que se declare de manera inmediata la emergencia climática y se tomen las medidas concretas necesarias para reducir rápidamente a cero las emisiones netas de gases de efecto invernadero

La crisis climática, consecuencia directa del modelo de producción extractivista, basada principalmente en el uso de combustibles fósiles y del consumo globalizado actual, pone en riesgo la supervivencia humana y la de un gran número de otras especies y ecosistemas, afectando especialmente a las poblaciones más empobrecidas y vulnerables. 

El movimiento del Comercio Justo trabaja con las comunidades más desfavorecidas del Sur ofreciendo a productoras y productores un salario digno. Pero el cambio climático ha expuesto en estos últimos años a estas comunidades a nuevos retos. La rápida diseminación de enfermedades en el cultivo de café en el Sur de México, América Central y Perú; en Brasil la sequía y sol intenso durante la formación de frutos de café, seguidos de fuertes lluvias durante la época de secado; la presencia de vientos intensos en el Caribe y en Colombia, o las lluvias torrenciales en Cost Rica están causando una importante merma en las cosechas de las que dependen numerosas familias.

Desde hace décadas la comunidad científica alerta del deterioro de un gran número de ecosistemas, tanto terrestres como marinos, así como del punto de no retorno frente al cambio climático. Los recientes informes sobre el estado de la biodiversidad del IPBES (Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos) señalan que cerca de un millón de especies entre animales y plantas se encuentran al borde de la extinción como consecuencia de las actividades humanas. Asimismo, el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), publicado el pasado agosto, señala que la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de todos los sectores es el único modo de mantener el calentamiento global por debajo de los críticos  1,5 °C. 

Frente al cambio climático las organizaciones productoras de Comercio Justo maximizan el uso de las materias primas de orígenes sostenibles, y adquieren sus equipos y materiales a través de la economía local. Usan tecnologías de producción que buscan reducir el consumo de energía y siempre que sea posible usan tecnologías de energía renovable que minimizan las emisiones de gas de efecto invernadero que dañan al medio ambiente. Buscan minimizar el impacto de sus desechos al medio ambiente. Los productores de Comercio Justo minimizan su impacto ambiental, mediante el mínimo uso de pesticidas o el uso de pesticidas orgánicos en sus métodos de producción, diversifican su producción, protegen la biodiversidad a través del uso y conservación de semillas autóctonas y participando en canales cortos de comercialización que satisfacen las necesidades alimenticias de sus comunidades.

No responder con suficiente rapidez y contundencia a la emergencia climática, ecológica y civilizatoria supondrá la muerte y el aumento de la pobreza extrema para millones de personas, además de la extinción de muchas especies e, incluso, de ecosistemas completos.

Por todo ello, y en defensa del presente y del futuro, de un planeta vivo y de un mundo justo, las personas y colectivos firmantes del manifiesto efectuamos un llamamiento a toda la sociedad (ciudadanía y diferentes actores sociales, ambientales, de cooperación, sindicales, etc.) para que el próximo 27 de septiembre se unan a las distintas movilizaciones previstas.

Consulta la movilizaciones previstas a través de las páginas web de las plataformas convocantes Juventud por el Clima, 2020 Rebelión por el Clima y Alianza por el Clima.