En estos días nos ha visitado Gloria Sagñay, mujer indígena, productora de quinoa orgánica, que comercializamos bajo los estándares del Comercio Justo. Con ella hemos conocido la historia de mujeres campesinas y valientes que gracias a su tesón han mejorado su vida y la de su comunidad. Primero apostado por el cultivo tradicional orgánico de su alimento base, la quinoa, y luego reivindicando un trato justo en la comercialización de este producto en el mercado. Finalmente Maquita y el Comercio Justo  han dado la oportunidad a estas mujeres de comercializar la quinoa de forma justa, a un precio digno, obteniendo así el respeto de su comunidad y la certeza de un futuro mejor.

Gloria Sagñay

Gloria Sagñay en la playa de Gijón

Gloria ha estado con nosotras en Madrid, Córdoba, Oviedo y Valladolid contando su experiencia a acercando a la ciudadanía los valores del Comercio Justo.

Gloria es líder de su comunidad y presidenta de una organización formada por 32 mujeres que, con el apoyo de Maquita, luchan por acabar con el machismo que las rodea. «Hemos cambiado muchísimo. Antes, nuestros propios padres nos discriminaban. Decían que solo servíamos para cuidar casas, no nos mandaban a estudiar. Solo nuestros hermanos podían participar en reuniones, solo se tenía en cuenta su opinión. Teníamos miedo a los esposos… Ahora preparamos a nuestras hijas para que no pasen por la misma situación, para que sepan que sí puede, que sí podemos. Ya no decimos que los hombres no tienen que cocinar porque es cosa de mujeres. Ahora tienen que hacerlo por igual. Algunos maridos comenzaron a apoyarnos con ideas. No tenemos tantas dificultades como antes. Y yo ya no tengo miedo»

Maquita

La Fundación Maquita Cushunchic (MCCH) es una institución sin fines de lucro, que se creó en 1985 de la iniciativa de las Comunidades Eclesiales de Base del Sur de Quito. Nació a partir de la asociación de comunidades de base y organizaciones populares, para dar respuesta a la necesidad de contar con sistemas de comercialización alternativa y solidaria.

Una entidad que hoy trabaja a favor de los sectores vulnerables en quince provincias del país. Cuenta con 5300 miembros agrupados en 400 cooperativas situadas en zonas urbanas y rurales. Uno de sus objetivos es aunar  a los pequeños productores de alimentos con el fin de aumentar su fuerza en relación con el mercado nacional e internacional. Su sistema organizativo es democrático y participativo.


[recent_projects title=»Nuestros productores» number_of_columns=»4″ view_anchor_text=»View» go_anchor_text=»Go» excerpt=»yes» excerpt_words=»30″ strip_html=»yes» headline=»yes»][/recent_projects]