Hemos entrevistado al vicepresidente del Símbolo de Pequeño Productores  SPP, Nelson Melo, y a su director Ejecutivo, Jerónimo Prujin, en su primera visita a España.

¿Qué es el símbolo SPP?

El SPP distingue a pequeños productores que se representan a sí mismos. A nosotros no nos representa nadie, somos nosotros mismos, los dueños de los productos, tratando de ayudar a los grupos productores para que los consumidores los conozcan. Es una fuerza conjunta que surge de esa necesidad de defender nuestro espacio en el mercado.  Un mercado cada vez más globalizado en el que tenemos grandes dificultades para competir. Tenemos diferencias muy grandes para competir en igualdad con las grandes empresas que, a menudo, utilizan grandes campañas de publicidad para confundir al consumidor. Es muy importante formar a los consumidores para que comprendan los valores del comercio justo.

¿De dónde surge la idea de SPP?

Surge como un paso lógico para atender a las necesidades de los productores. Las diferentes organizaciones productoras hemos venido desarrollado muchos servicios: desde el crédito a la formación o certificación ecológica. Cada vez había más necesidad de reunirse y debatir sobre el movimiento del comercio justo. El siguiente paso era crear un sello propio de las organizaciones de productores. Un paso necesario para tener un espacio propio en el mercado, sin paternidad. El SPP nace para asegurar la identidad propia de los productores, de sus propios valores. Dentro del Comercio Justo hay variedad de modelos, hay empresas privadas, hay productores individuales, hay productores grandes, hay plantaciones… Nuestra filosofía implica por ejemplo poner un precio mínimo a los productos, de hecho ahora estamos revisando el precio mínimo del azúcar.

¿Cómo se establece el precio mínimo de los productos?

Se parte de los costes de producción de las organizaciones, para que se pueda recuperar un margen normal de ganancia para solventar sus necesidades. Es un proceso de construcción participativo, y se hace entre diferentes países para evitar una competencia en el precio. En SPP no se negocia el precio, no se pueden negociar los costes de producción.

«Estamos construyendo una verdadera alianza global de productores, con los mismos problemas y las mismas necesidades, sean de Asia África o América Latina»

¿Cuántos productos tiene SPP? ¿Cuál es su procedencia?

La variedad de productos se está incrementando mucho últimamente. Tenemos alrededor de 30 productos diferentes, café cacao, frutas, pero efectivamente también artesanía, especias, quinoa, dátiles, cúrcuma… y crece día tras día.

La parte de cacao y café está creciendo muchísimo, con unos 25 países productores y crece continuamente porque aumentan los grupos productores de Asia y África. Estamos construyendo una verdadera alianza global de productores, con los mismos problemas y las mismas necesidades, sean de Asia África o América Latina. Incluso en el norte de Francia y esperamos pronto en España, tenemos productores que quieren sumarse y mostrar su solidaridad.

¿Qué importancia tiene para el SPP la Agricultura Ecológica?

Que levanten la mano los que están sanos y veamos qué nos está enfermando: los alimentos. Nosotros por eso somos el 95% productores orgánicos. Hoy estamos llevando a la asamblea el planteamiento de que seamos el 100%.

¿Cuántas familias de pequeños productores pertenecen al SPP?

Bueno hasta ahora hemos estado hablando de 120.00 familias. No queremos inflar las cifras, queremos ser cuidadosos. Hay cooperativas y asociaciones con miles de socios. Son en cualquier caso cifras altas en continuo crecimiento. Estamos también en cada vez más países como consumidores, incluso en nuestros propios países se empiezan a consumir estos productos.

¿Qué le diría a los consumidores para que compren los productos de SPP, aunque puedan resultar en ocasiones más caros que otros convencionales?

Distingo entre consumidores responsables y no responsables y simplemente preguntarse por el comercio justo es un acto de responsabilidad. El precio de nuestros productos está adaptado a nuestra vivencia. Habla de la necesidad de cuidar el planeta en el estamos, de la realidad de producir alimentos saludables y de todo el proceso y logística que requiere hasta llevarlo a su mesa.

El símbolo de pequeños productores es un movimiento, no sólo de pequeños productores, sino de empresas, de consumidores, que están trabajando más allá en si mismo de lo que es el Comercio Justo. Es algo más, por que cada uno estamos dando más de lo que somos y pensando de veras en los verdaderos principios y los verdaderos valores del Comercio Justo. Somos más que un sello de pequeños productores, porque estamos poniendo de garantía la esencia de nuestro trabajo, es el respeto, es la vida, es la felicidad. No es vender no más, es conservar el planeta, es conservar la raza humana que se va deteriorando.


Chocolate Negro con Jengibre

Chocolate Negro 70% Perú BIO

Chocolate Negro 75% Nicaragua BIO