La Compra Pública Ética (en adelante, CPE) hace referencia a los contratos públicos que introducen criterios éticos relativos al cumplimiento de convenciones internacionales y estándares sobre condiciones laborales dignas, salarios mínimos, derechos de los trabajadores, lucha contra el trabajo infantil, dando preferencia en sus compras a aquellos proveedores y productos que apuestan por criterios o estándares más exigentes, como son los estándares de Comercio Justo.

IDEAS desde sus inicios ha colaborado con las Administraciones Públicas en el desarrollo de campañas de sensibilización y proyectos de asistencias técnica a productores del Sur. Ahora a través de la Compra Pública Ética, IDEAS pone al servicio de los poderes públicos un nuevo instrumento para ayudarles a convertirse en agentes de desarrollo.

Qué es el Comercio Justo

“El Comercio Justo es una asociación de comercio, que busca una mayor equidad en el comercio internacional. Contribuye a un desarrollo sostenible ofreciendo mejores condiciones comerciales y asegurando los derechos de los productores y trabajadores marginados, especialmente en el Sur. Las organizaciones de Comercio Justo, apoyadas por los consumidores, están implicadas activamente en apoyar a los productores, sensibilizar y desarrollar campañas para conseguir cambios en las reglas y prácticas del comercio internacional convencional”. Fuente: FINE*.

*FINE es una plataforma informal que aglutina a los principales referentes del Comercio Justo (WFTO, EFAT, FLO, NEWS).

El Parlamento Europeo en su reciente resolución sobre Comercio Justo y Desarrollo (A6-0207/2006) define el Comercio Justo como el cumplimiento de los siguientes criterios:

Art. 2: “Considera que, para eliminar el riesgo de abusos, el comercio justo debe cumplir una serie de criterios definidos por el movimiento por el comercio justo en Europa de la siguiente manera:

Un precio justo al productor, que garantice unos ingresos justos y que permita cubrir unos costes sostenibles de producción y los costes de subsistencia; este precio debe igualar, por lo menos, al precio y la prima mínimos definidos por las asociaciones internacionales de comercio justo, parte del pago se debe efectuar por adelantado, si el productor así lo solicita, una relación estable y a largo plazo con los productores, así como la intervención de éstos en el establecimiento de normas de comercio justo, transparencia y rastreabilidad en toda la cadena de abastecimiento, a fin de garantizar una información adecuada al consumidor, unas condiciones de producción que respeten los ocho convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el respeto del medio ambiente, la protección de los derechos humanos, en particular de los derechos de las mujeres y los niños, así como el respeto de los métodos de producción tradicionales que favorezcan el desarrollo económico y social, programas de desarrollo de capacidades y capacitación para los productores, en especial para los pequeños productores marginales de los países en desarrollo, para sus organizaciones y para sus respectivas comunidades, a fin de garantizar la sostenibilidad del comercio justo, el respaldo a la producción y la entrada el mercado de las organizaciones de productores, actividades de sensibilización sobre la producción y las relaciones comerciales en el marco del comercio justo, su misión y sus objetivos, y sobre la injusticia reinante en las normas del comercio internacional, el seguimiento y la verificación del cumplimiento de estos criterios, en cuyo marco debe corresponder un importante papel a las organizaciones del hemisferio sur, con miras a una reducción de costes y una mayor participación de las mismas en el proceso de certificación”

 

Marco conceptual

La Compra Pública Responsable y su dimensión ambiental, social y ética.

Cuando las administraciones públicas (AAPP) incorporan en sus consumos y procedimientos de contratación criterios que van más allá de la calidad y precio como es el menor impacto ambiental, el fomento de la equidad social o la garantía de condiciones laborales dignas, decimos que han iniciado un proceso de Compra Pública Responsable o Sostenible.

Al igual que el concepto de desarrollo sostenible se basa en tres pilares (crecimiento económico, desarrollo social y protección medioambiental), la Compra Pública Responsable o Sostenible integra 3 dimensiones principales:

Compra verde

Hace referencia a la minimización de impactos ambientales a través de la reducción de la producción de residuos, reducción del consumo de recursos, utilización de alternativas realizadas con productos monomateriales o reciclados o que provengan de recursos renovables gestionados de forma sostenible.

Compra social

Fomento de la inserción sociolaboral de personas en riesgo de exclusión, fomento de la calidad y estabilidad en el empleo y cumplimiento de la legislación relativa a no discriminación, igualdad de oportunidades, accesibilidad y prevención de riesgos laborales. Apoyo a la economía social.

Compra ética

Garantía de condiciones laborales dignas en toda la cadena de producción y suministro, especialmente en los casos de subcontratación y deslocalización en países en vías de desarrollo. Apoyo a las alternativas de Comercio Justo.

La Compra Ética es un tipo de Compra Social centrada en los impactos provocados por la contratación de productos y servicios en países (generalmente del Sur) donde existe mayor riesgo de vulneración de derechos laborales. El objetivo es asegurar la trazabilidad social de los productos consumidos por la administración y una mayor coherencia entre las políticas de la administración y sus hábitos de consumo.

Más información:  Compra Verde // Compra Social

Criterios técnicos
¿Por qué es importante insertar criterios éticos en las compras de la Administración?

Importancia cuantitativa: Las compras públicas representan un 18% del PIB de la UE. Cualquier cambio en los criterios de compra o selección de proveedores implica un fuerte impacto en volúmenes de compra y consecuentemente es una herramienta eficaz para lograr cambios en el sector empresarial.

  • Valor de la administración como referente : las Administraciones Públicas influyen de forma decisiva en la industria y la sociedad civil. La apuesta por un consumo más responsable puede animar a que las empresas adopten un mayor compromiso por la responsabilidad social y a los ciudadanos y ciudadanas a incorporar comportamientos más sostenibles en su vida diaria.
  • Búsqueda de una mayor coherencia : la CPE implica un esfuerzo de coherencia en las políticas públicas para alcanzar los objetivos y compromisos adquiridos en materia social.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de criterios éticos?

Los criterios sociales y éticos hacen referencia a las siguientes cuestiones:

  • Productos/proveedores que garanticen condiciones laborales dignas en toda la cadena de suministro y desempeño del servicio.
  • Respeto a los Convenios Fundamentales de la OIT .
  • Productos/proveedores que garanticen el pago de un precio justo que cubra el coste de producción y permita unas condiciones de trabajo y de vida aceptables para los productores.
  • Transparencia en cuanto al origen geográfico de los productos y a lo largo de la cadena de suministro.
  • Apoyo a las iniciativas de Comercio Justo.

Buscamos incorporar alternativas de Comercio Justo en aquellos productos y servicios en los que existe oferta suficiente por parte de las organizaciones de Comercio Justo y una relación calidad-precio competitiva (ej. suministros de alimentos para consumo en oficinas, vending, cafeterías, comedores escolares o artículos de merchandising como camisetas, bolsas, gorras, cestas, balones y regalos de protocolo). En otros casos donde no existe alternativa de Comercio Justo (por ej. compra de ordenadores, aparatos de aire acondicionado, uniformes de trabajo, productos de limpieza, etc.) nuestro objetivo es que las empresas fabricantes y proveedoras garanticen que en la elaboración de dichos productos o desempeño del servicio se han cumplido unas condiciones laborales dignas.

Convenciones de la OIT
¿Qué son las Convenciones de la OIT?

La Organización Internacional del Trabajo establece unas normas y convenciones que son ratificadas de manera voluntaria por los Estados miembros. Una vez que un Estado las ha ratificado tiene la obligación de aplicarlas a nivel nacional y de aceptar la supervisión de su cumplimiento.

Las Convenciones básicas relativas a derechos labores son:

  • Convención nº29 y 105, relativas a la supresión del trabajo forzado u obligatorio en todas sus formas.
  • Convención nº87, que establece el derecho de todos los trabajadores y empleadores de formar y unirse a organizaciones de su propia elección sin autorización previa.
  • Convención nº98, acerca del derecho a organizarse y promover la negociación colectiva.
  • Convención nº100, que exige la equidad en cuanto a salario y beneficios para hombres y mujeres en trabajo de igual valor.
  • Convención nº111, relativa a políticas nacionales para eliminar la discriminación en acceso a empleo, formación y condiciones laborales por razones de raza, color, sexo, religión, opinión política, extracción nacional u origen social y para promover igualdad de oportunidades y tratamiento.
  • Convención nº138, que busca la abolición del trabajo infantil estableciendo que la edad mínima para admisión al empleo no debe ser menor que la edad de finalización de la escolarización obligatoria.
  • Convención°182, que aborda las denominadas peores formas de trabajo infantil e insta a los Estados a tomar medidas inmediatas y eficaces para conseguir la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil con carácter de urgencia.
  • Convención nº26 y 131, relativas al pago de un salario que cubra el coste de vida.
  • Convención nº1, que establece las horas de trabajo.
  • Convención nº155, acerca del derecho de salud y seguridad en el trabajo.

Se puede acceder a las Convenciones de la OIT pinchando este enlace.

Certificaciones y acreditaciones Sociales

La certificación es un procedimiento por el cual un tercero garantiza que un producto o servicio es conforme con ciertas normas. A la evaluación y reconocimiento formal de un programa de certificación por un organismo autorizado se le llama acreditación. Ambos conceptos, por tanto, se complementan y garantizan de forma integral a la sociedad la correcta aplicación de los criterios de compra pública ética. Adjuntamos seguidamente una relación con las certificaciones y acreditaciones más destacadas.
FLO – Fair Labelling Organisation
FLO ha desarrollado un proceso de verificación y control del cumplimiento de los estándares de Comercio Justo para una gama limitada de artículos: café, té, chocolate, azúcar, arroz, miel, zumos, fruta fresca, vino y balones.

Empresas tradicionales y organizaciones que compren a productores registrados por FLO y cumplan los criterios específicos para cada tipo de producto, pueden aplicar el sello a los productos importados y distribuidos bajo este sistema de certificación.

www.fairtrade.net

JO-IN – Iniciativa Común de Responsabilidad Corporativa y Derecho de los Trabajadores
La iniciativa (Joint Initiative in Corporate Accountability and workers rights) es el primer esfuerzo de colaboración por parte de organizaciones claves en el sector con el fin de reunir aspectos diferentes para su implementación y ejecución en un programa de trabajo de colaboración. Se trata de los siguientes: La Campaña de Ropa Limpia, Iniciativa de Comercio Ético, Asociación de Trabajo Justo (FLA por sus siglas en inglés), la ETI, Fundación Vestir lo Justo de Holanda (FWF), Responsabilidad Social Internacional (SAI), junto con el Consorcio de Derechos de Trabajadores. Cada una de estas organizaciones está implicada en el esfuerzo global por mejorar las condiciones del trabajo en cadena de suministros globales. Tienen el convencimiento de que los códigos de conducta sólo pueden hacer una contribución eficaz y creíble a este esfuerzo, si su puesta en práctica logra implicar a una amplia gama de stakeholders, incluyendo gobiernos, sindicatos, las asociaciones de los patrones y la sociedad civil.

www.jo-in.org

SA8000 – Norma de responsabilidad social para el lugar de trabajo
Desarrollada por SAI (Social Accountability International), promueve la aplicación de los Convenios de la OIT: prohibición de trabajo de menores y de trabajos forzados, cumplimiento de las condiciones ambientales de trabajo relativas a la seguridad y salud, los derechos de libertad de asociación y de negociación colectiva y los criterios sobre horario de trabajo y salarios, así como el derecho a no ser discriminado y un sistema de gestión social.

La etiqueta SAI-SA8000 no se usa en los productos pero sí pueden usarla las explotaciones certificadas y los miembros signatarios (compañías que se comprometen a adoptar las normas SA8000 en sus explotaciones y sus proveedores).

www.sa-intl.org

Certificación FLP (Flower Label Program)
El Flower Label Program certifica empresas de flores producidas con criterios ambientales y sociales. El sello FLP se promueve desde las organizaciones de derechos humanos, los sindicatos, las iglesias y la asociación de importadores de flores de Alemania. El sello garantiza unos estándares mínimos de condiciones laborales, sociales, higiene, salud y seguridad en el trabajo, según las convenciones de la OIT.

www.fairflowers.de

ETI – Iniciativa del Comercio Ético
Alianza múltiple de entidades interesadas en el Comercio Ético con estructura tripartita en la que están representadas ONGs, sindicatos y sector privado con el apoyo del gobierno. Código basado en los Convenios de la OIT.

Las compañías involucradas en ETI llevan a cabo programas de evaluación interna de los negocios pero no hay un sistema de certificación ni se usan etiquetas.

www.ethicaltrade.org

ISEAL- Alianza de Etiquetado para la Acreditación Social y Ambiental Internacional
Colaboración de diversas iniciativas de etiquetado (CAN, FLO, IFOAM, IOAS y SAI) que tienen en común la preocupación por los criterios sociales y ambientales de los productos y en la certificación del manejo de recursos renovables. Los objetivos son lograr credibilidad y reconocimiento en las organizaciones participantes, defender intereses comunes y la continua mejora de las actividades de sus miembros. A largo plazo pretenden actuar como agentes para la armonización de los diferentes sistemas que son utilizados por sus miembros.

www.isealalliance.org

Certificación Rugmark
Rugmark es una organización internacional sin ánimo de lucro y fundada en 1995 que tiene como objetivo garantizar la producción de alfombras sin la utilización de mano de obra infantil, con inspecciones independientes, y, ofrecer oportunidades educativas a niños en India, Nepal y Parkistan. Desde su inicio el trabajo infantil en el sector industrial de la producción de alfombras se ha podido reducir en un 66%.

www.rugmark.org

SGE 21 – Forética

Forética es una asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es fomentar la cultura de la gestión ética y socialmente responsable en las organizaciones. Ha elaborado un código de conducta tipo y la Norma de Empresa SGE 21 como marco de actuación, que ha sido reconocida como un referente europeo.

www.sge21.foretica.es

 

Acreditaciones

Marca WFTO (Marca de Organización de Comercio Justo)
La Asociación Internacional de Comercio Justo, WFTO (antes IFAT), acredita y registra a organizaciones de Comercio Justo como ‘Organizaciones de Comercio Justo’, a través de un sistema de supervisión, cuyo comportamiento es acorde con los nueve normas principales consensuadas por WFTO como: 1) Creación de oportunidades para los productores económicamente marginados, 2) Transparencia y responsabilidad, 3) Creación de la capacidad, 4) Fomento del Comercio Justo, 5) Pago de un precio justo, 6) Igualdad entre mujeres y hombres, 7) Condiciones laborales dignas, 8) Prohibición de la explotación infantil, 9) Respeto al medio ambiente

www.ifat.org

Códigos de Conducta de la Campaña Ropa Limpia (CRL)
La Campaña Ropa Limpia (Clean Clothes Campaign) ha promovido estándares de trabajo como Códigos de Conducta en la industria de la confección. Los estándares, utilizados como base para iniciativas de monitoreo y verificación en las que participa la CRL, son las convenciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) concernientes a: libertad de asociación, el derecho a la negociación colectiva, la negación del trabajo forzoso (incluyendo trabajo obligatorio o trabajo de prisioneros), la negación del trabajo infantil, la no discriminación, y estándares adicionales relacionados con horas de trabajo, seguridad e higiene, el pago de un salario para vivir, y seguridad de empleo.

www.cleanclothes.org

Para más información sobre acreditaciones se puede consultar la publicación:

FAO [Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación]. 2004. Las normas sociales y ambientales, la certificación y el etiquetado de cultivos comerciales. FAO [Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación]. 2004. Las normas sociales y ambientales, la certificación y el etiquetado de cultivos comerciales.