Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Ok Más información

Finanzas alternativas y solidarias

La banca tradicional apuesta por el mayor beneficio económico, dirigiendo sus inversiones hacia aquellas operaciones especulativas que permitan obtener el mayor margen de beneficios en el menor tiempo posible. Esto da lugar a que las entidades financieras, en demasiadas ocasiones, se vean envueltas directa e indirectamente en la fabricación y el comercio de armas, blanqueo de dinero, industrias contaminantes y empresas de gestión poco ética… con la complicidad o gracias al desconocimiento de los ahorradores que en estas entidades depositan sus ahorros. Además, el sistema financiero convencional, al regirse de modo casi exclusivo por criterios de beneficios y tamaño, contribuye a incrementar las diferencias de riqueza y consolida la exclusión social de los sectores más desfavorecidos ya que la naturaleza o dimensión de sus proyectos (actividades alternativas, innovadoras, o no orientadas al beneficio económico exclusivamente) carecen de las garantías y recursos para iniciar la actividad.

Si no queremos contribuir a este modelo de injusticia y aspiramos a favorecer otra clase de gestión sostenible con valores sociales ahora también es posible hacerlo desde el mundo de las finanzas. Es importante saber a quién confiamos la custodia de nuestro dinero. Como ahorradores tenemos derecho a conocer de qué manera se utiliza nuestro dinero y qué proyectos e ideas se están financiando con él.

foto Desde hace algunos años existe un número creciente de personas sensibilizadas que exigen criterios sociales y ecológicos al mundo de la financiación. Se crean entonces numerosas iniciativas como el Préstamo Solidario de IDEAS, que insertan valores éticos a las finanzas, que apoyan y fortalecen proyectos de economía solidaria y que ofrecen garantías sociales y medio ambientales.

En IDEAS entendemos que los recursos económicos deben orientarse hacia el provecho social, creando empleo digno, apoyando la inserción laboral, proveyendo productos y servicios de utilidad social, colaborando con el Comercio Justo, respaldando el consumo responsable, apoyando procesos productivos no contaminantes y potenciando.